×

Qué significa la garantía de fábrica al comprar un vehículo nuevo

Qué significa la garantía de fábrica al comprar un vehículo nuevo

Si bien puede esperar que cada automóvil nuevo tenga costos de mantenimiento de rutina, las averías inesperadas pueden ser frustrantes. Afortunadamente, todos los principales fabricantes de automóviles respaldan sus vehículos con una garantía de fábrica: una promesa de pagar el costo de las reparaciones en caso de que una pieza no funcione correctamente durante los primeros años de propiedad.

Para aprovechar al máximo la garantía del fabricante, conviene saber qué está cubierto y por cuánto tiempo. Si bien las averías cubiertas son similares en todos los fabricantes, el período de tiempo que está cubierto puede variar ampliamente. Esta guía revisará la cobertura de la garantía de fábrica para los principales fabricantes de automóviles y explicará cómo verificar si su automóvil aún está cubierto por la garantía original.

Todas las garantías de fábrica terminan eventualmente, pero puede permanecer protegido a largo plazo con una garantía de automóvil extendida de su fabricante o un proveedor de garantía independiente.

¿Qué es la garantía de fábrica de un vehículo nuevo?

Una garantía de fábrica es una promesa del fabricante de reparar o reemplazar las partes del vehículo que fallan debido a una instalación incorrecta o mano de obra defectuosa. Es probable que esto incluya cualquier avería que no sea el resultado de un accidente, uso inadecuado o falta de mantenimiento.

Generalmente, todas las marcas de automóviles proveen una garantía limitada para vehículos nuevos, que puede durar entre tres y 10 años, según la marca. La mayoría de los fabricantes de automóviles incluyen una cobertura más larga y separada para los trenes de potencia de los vehículos, que se componen de componentes y sistemas como el motor, la transmisión, la caja de transferencia y el transeje. Todas las demás piezas del vehículo suelen estar cubiertas por una garantía más corta.

Si bien cada garantía de fábrica es diferente, la mayoría tiene reglas y pautas similares. Por ejemplo, se le pedirá que mantenga su vehículo de acuerdo con el programa de mantenimiento recomendado de fábrica para mantener la garantía válida. Una garantía de fábrica no paga por estos elementos de mantenimiento regular, que generalmente incluyen revisiones y cambios de aceite y llantas cada cierto tiempo o kilometraje.

Si su automóvil se descompone, debe llevarlo a un concesionario para que lo diagnostiquen y lo reparen. La cobertura de garantía de fábrica no se aceptará en ningún otro lugar que no sea un centro de servicio o concesionario de marca autorizado.

Un mecánico certificado diagnosticará el problema y reparará su vehículo, y el fabricante pagará la cuenta. Tenga en cuenta que es posible que no se cubran todas las averías.

Una garantía de fábrica generalmente se divide en varias garantías individuales, aunque algunos fabricantes, la mayoría de las veces fabricantes de automóviles de lujo, incluyen toda la cobertura de la garantía bajo un solo paraguas.

Qué elementos están exluidos de la garantía de fábrica

No todas las partes de su automóvil están cubiertas por una garantía de fábrica. No están cubiertos los daños que sean el resultado de un accidente, mantenimiento o uso inadecuado. También comúnmente están excluidos de la garantía del fabricante las piezas no mecánicas (como tapicería) o artículos de desgaste que se espera que se deterioren con el uso regular (como pastillas de freno, limpiaparabrisas, amortiguadores, bombillas y más).

Para verificar si su vehículo todavía está en garantía de fábrica, consulte el folleto de garantía que se incluyó con la compra de su nuevo automóvil. Suponiendo que se haya mantenido al día con los cambios de aceite y su automóvil esté dentro del período de garantía, aún debería estar cubierto.

Si no puede encontrar su folleto de garantía, puede verificar el estado de la garantía de su automóvil comunicándose con un concesionario. Asegúrese de tener a mano el número de identificación de su vehículo (VIN). La mayor parte de la cobertura de la garantía del fabricante es transferible a los nuevos propietarios, por lo que incluso si va a comprar un automóvil usado, es posible que esté cubierto por la garantía original de fábrica.

Cuando expira la garantía de fábrica de su automóvil, es posible prolongar la protección de su vehículo con una garantía extendida. La mayoría de los fabricantes venden garantías extendidas que ofrecen una protección similar a la garantía de fábrica. Estos se venden a través de concesionarios y, por lo general, deben comprarse cuando compra su vehículo. Es importante tener en cuenta que estas no son garantías reales, sino contratos de servicio de vehículos.

También puede obtener un contrato de servicio de vehículos de una empresa independiente. Los contratos de terceros ofrecen una cobertura similar, pero por lo general a un costo menor y por plazos más largos.

¿Merecen la pena las garantías extendidas del automóvil?

La mayoría de las veces, el costo de una garantía extendida del automóvil será más de lo que paga por las reparaciones cubiertas. Debido a esto, puede ser una mejor medida financiera ahorrar usted mismo para el costo de las reparaciones. Sin embargo, a muchos conductores todavía les gusta comprar una garantía extendida porque les brinda la tranquilidad de que si ocurre una avería especialmente costosa, el costo estará cubierto. Las garantías extendidas también lo ayudan a presupuestar las reparaciones a lo largo del tiempo y, a diferencia de una cuenta de ahorros personal para reparaciones de automóviles, no puede tocar el dinero si aparece otra factura.

Los comentarios están cerrados.