×

El ruido del tráfico no solo daña los oídos, también a tu corazón

El ruido del tráfico no solo daña los oídos, también a tu corazón

Según un estudio publicado en el Annual Review of Public Health, la contaminación acústica del tráfico no solo afectaría a nuestra capacidad auditiva, sino que también estaría vinculado un mayor riesgo de acabar padeciendo algún tipo de enfermedad cardiovascular.

Los efectos fisiológicos del ruido, «se están convirtiendo en un veradero problema» según declara el psiquiatra y epidemiólogo de la Universidad de Pensilvania (EE.UU) y Presidente del Comité Internacional sobre Efectos Biológicos del Ruido, sin embargo, pocas personas se dan cuenta de la gravedad de éste «asesino silencioso».

Según la OMS, el nivel máximo de exposición al ruido sin riesgos, sería de 85 decibelios (dB) durante un máximo de 8 horas. Este espacio de tiempo máximo admisible disminuye a medida que aumenta la intensidad del sonido.

En las carreteras y principales avenidas de nuestro país, se puede superar facilmente el nivel de sonido seguro. Por ejemplo, los camiones pueden generar alrededor de 90 dB, mientras que los vehículos de emergencia pueden emitir sonidos por encima de los 120 dB.

A medida que aumenta el ruido, la amígdala encargada de controlar las respuestas emocionales, libera hormonas como la adrenalina y el cortisol en el organismo, produciendo una respuesta de estrés incluso si la persona no se da cuenta. Una vez iniciada, esta reacción . Algunas arterias se contraen, mientras que otras se expanden. A medida que aumenta la presión arterial, el azúcar y la grasa fluyen a la sangre para que los músculos los utilicen rápidamente. La respuesta al estrés en cascada también puede conducir a la producción de moléculas dañinas, que pueden causar más inflamación.

Estas disfunciones pueden conducir al desarrollo de una gran variedad de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial, acumulación de colesterol, obesidad y diabetes.